Publicidad

Guia de tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito se están convirtiendo poco a poco en el principal medio de pago de las familias españolas y una de las vías más rápidas de acceso a crédito. Hay quienes todavía ven en este producto financiero una herramienta maliciosa que sólo busca espolear el consumo de los ahorradores, sin embargo bien utilizada puede ser una poderosa arma para mejorar nuestra gestión financiera.

Se trata de un soporte a un crédito que la entidad financiera concede al titular, el cual puede utilizarse muy fácilmente ya sea para realizar sus compras y aplazar el pago de las mismas, o para disponer de efectivo en cajeros.

Asimismo, las tarjetas de crédito son muy utilizadas tanto para realizar compras como así también son un medio muy cómodo para realizar el pago de los servicios sin moverse de su casa, y sin necesitar de efectivo.

Cuando se supera el límite de la tarjeta de crédito, además de muy molesto, sufrir un descubierto en una tarjeta de crédito es, tras la crisis, más caro. Esto se debe a dos aspectos: la elevada morosidad que sufren las entidades de crédito y el aumento de las tarifas, una clara consecuencia de lo anterior.

Si bien en los créditos hipotecarios la tasa de impagados alcanza el 5% (cinco de cada 100 créditos no se pagan), en el caso de los créditos personales y las tarjetas, la tasa de morosidad supera el 14%.

En 2008, los impagos con medios de pago se duplicaron y alcanzaron 1.418 millones. El volumen de recuperaciones de fallidos apenas llega hoy al 5%, frente al 14,03% de recobros que se conseguían a finales de 2008 (último periodo del que se disponen datos).

La morosidad es uno de los principales lastres de las entidades financieras. De ahí que todas las comisiones y cobros relacionados con cualquier tipo de préstamo se hayan incrementado. Sin ir más lejos, los descubiertos en cuenta corriente han pasado de tener una comisión mínima de 9 euros a alcanzar 30 euros, la misma cantidad que en los descubiertos de tarjetas.

El ascenso de la morosidad impacta sobre los márgenes y beneficios de las entidades financieras, ya que los estrecha. Como vía para recuperar ingresos, las entidades optan por subir las comisiones por los servicios básicos, entre otros, por las tarjetas.

Según datos del Banco de España, a cierre de enero de 2010, la cuota media de mantenimiento anual de una tarjeta de débito era de 16,66 euros, un 9,89% más que en otros años. En tarjetas de crédito se abonan cuotas medias de 33,12 euros, un 6% más que a cierre de otros años.

Lo importante es conocer el funcionamiento de las tarjetas de crédito y las trampas en las que pueden hacernos caer para evitarlas y sacar el máximo partido a esta valiosa herramienta. Por eso desde Financialred hemos elaborado una Guía de Tarjetas de crédito con las preguntas más frecuentes y faqs sobre su uso:

También aquí podrá ver algunas explicaciones sobre el uso de las tarjetas:

Publicidad
Comments are closed.