Publicidad

Tarjetas de crédito con seguros

Los seguros en las tarjetas de crédito son unos grandes desconocidos dentro de este producto financiero. Vamos a conocer más sobre ellos en este post.

TARJETA DE CREDITO

Las tarjetas de crédito son cada vez más usadas por los usuarios. Podemos verlas presentes incluso en compras cotidianas en el supermercado. En 2016 llegaron incluso a superar por primer vez el uso del efectivo en los comercios.

Lo que mucha gente desconoce, es que estos plásticos no sirven solamente para aplazar pagos, sino que disponen de muchas otras ventajas. Un ejemplo de las ventajas que podemos disfrutar con el uso de las tarjetas, son todos esos seguros gratuitos vinculados a ellas. Pueden ser de gran utilidad para el usuario, como por ejemplo ayudarnos en caso de que tengamos un accidente en el extranjero, queramos realizar la anulación o cancelación de un viaje, etc.

A continuación vamos a mostrarte todos los seguros de los que podrás disfrutar si dispones de una tarjeta de crédito, y las coberturas que te ofrecen:

Qué son los seguros en tarjetas de crédito

Generalmente, los seguros que se encuentran en las tarjetas no suponen un coste añadido, ya que éste se encuentra incluido en los gastos que genera la propia tarjeta.

Lo que sí que varía dependiendo del producto que contratemos y de la entidad bancaria a la que pertenezca, son las coberturas. De esta forma, las tarjetas más comunes dispondrán de un número menor de seguros o de coberturas. Por el contrario, cuanto más exclusivos sean nuestros plásticos, mayor ventajas podremos disfrutar.

Ya sea una tarjeta más común o más prestigiosa, los seguros que se incluyan en ella deben reflejarse con total claridad en las condiciones particulares del contrato que firmemos, sin excepción.

tarjetas de crédito, seguros tarjetas de crédito, seguros tarjetas

Coberturas de los seguros de tarjetas de crédito

Tal y como hemos mencionado anteriormente, es un error creer que todas las tarjetas de crédito nos ofrecen la misma cantidad de seguros. Cada entidad financiera es la responsable de proponernos diferentes ofertas, y de explicarnos las diferencias entre unas y otras. Aunque si que es cierto que hay ventajas que todas ellas comparten, como por ejemplo la protección ante robos, extravíos o accidentes.

Gran parte de los usuarios que disponen de una tarjeta de crédito, desconocen todas las ventajas de las que podrían beneficiarse algún día. Es por eso que te recomendamos que leas atentamente el contrato antes de firmarlo, porque en él deben aparecer de forma clara y concisa, todos los seguros que tenga vinculados, así como sus coberturas.

Las coberturas más habituales incluidas en las tarjetas de crédito, son las siguientes:

Seguros de viaje

  • Cobertura de viaje: este seguro puede asociarse a los reembolsos o bonificaciones en caso de retrasar o cancelar un vuelo, extravío o deterioro de nuestro equipaje, así como también la posible anulación de nuestro viaje. La condición imprescindible para poder hacer uso de este seguro, es que se haya pagado con la tarjeta de crédito el viaje en cuestión. Además, conviene informarse sobre un seguro de viaje tradicional. Puede que te parezca más completo, sea cual sea tu caso.
  • Seguros de viaje: su póliza es muy similar a la anterior. En este caso, se destinan a cubrir accidentes y enfermedades del titular, aunque también puede incluir al cónyuge o sus descendientes. Puede cubrir gastos de emergencia o traslados médicos. Debes saber que, en este caso, se trata de un tipo de seguro que hay que añadir, ya que por norma general sólo se encuentra en las tarjetas con mayor nivel.

Seguro de vida o fallecimiento

Se encuentra presente en la mayoría de las tarjetas de crédito, siendo el titular la persona asegurada, y cuya función principal es la de proteger el posible crédito dispuesto en el saldo de la tarjeta en caso de fallecimiento. También puede presentarse como un seguro de vida para toda la familia, que según el caso, disponen de indemnizaciones bastante elevadas.

La póliza de este tipo de seguro se mantendrá vigente siempre y cuando se conserve la titularidad de la tarjeta. Si el usuario titular fallece, sus familiares más directos reciben la indemnización estipulada en el contrato.

Seguros contra robos y fraudes

Es uno de los seguros más demandados por lo usuarios, y es que es una realidad que las tarjetas de crédito son uno de los productos bancarios que más problemas fraudulentos conlleva para sus titulares.

Por esta razón, gran parte de las entidades bancarias ofrecen este tipo de seguros, relacionados con el robo y fraude de las tarjetas de crédito. Este seguro cubre los cargos que se realicen sin permiso del titular, así como la posible clonación de la tarjeta.

Seguros de protección de compra 

Este tipo de seguros han ido ganando importancia desde hace unos años. Cubren inconvenientes que nos puedan surgir en el momento de la compra de un producto con la tarjeta de crédito. Uno de los casos más comunes es que se cobre dos veces un producto que hemos comprado a través de Internet, o también que el pedido online que realicemos nunca nos llegue.

Coberturas que no suelen incluirse en los seguros de tarjetas de crédito

Hasta ahora te hemos hablado de aquellos seguros que, por norma general, se incluyen siempre en las tarjetas de crédito. Pero existen otros tantos que no se suelen incluir, como puede ser la responsabilidad civil. No cubren accidentes de tráfico ni siniestros ocurridos antes de la contratación de la tarjeta.

También quedan excluidos aquellos accidentes que ocurran si el titular se encuentra bajo la influencia del alcohol u otras drogas, y también en el caso de suicidio o tentativa. Pérdidas de equipaje o cancelación de vuelos cuando el viaje no ha sido realizado con la tarjeta, también quedan totalmente desprotegidos y corren a cargo del titular.

También te puede interesar leer

Publicidad