Publicidad

¿Cuánto hemos usado las tarjetas en el confinamiento?

 

En las últimas semanas, y después de algunas declaraciones  provenientes del gobierno acerca de una progresiva reducción del uso del dinero en métalico, se reaviva el debate sobre la opción de sustituir el dinero en métalico por el uso de tarjetas o pagos alternativos. Una buena medida para entender el uso real e las tarjetas es comprobar cuánto ha aumentado durante el periodo de confinamiento.

TARJETAS DE CREDITO

El estado de alarma ha traído consigo el cierre de la mayor parte de los negocios en España, además de poner en confinamiento a los ciudadanos, algo que no ha hecho más que empeorar la situación para pymes y autónomos.

Reducción inicial, crecimiento posterior

Además, durante esta etapa de cuarentena, los usuarios han dejado de realizar acciones con sus tarjetas de crédito. Esto podemos verlo especialmente en las primeras semanas de abril, donde se registró una caída del 60% respecto a las compras pagadas con tarjeta. No obstante, el inicio de las fases de desescalada ha hecho que este porcentaje se reduzca considerablemente hasta el 14% durante la semana del 25 al 31 de mayo.

En base a un análisis realizado por expertos, podemos comprobar como el confinamiento redujo el uso de las tarjetas hasta un 60% durante el comienzo del mes de abril. Después, se moderó en un 47% en la semana del 4 al 10 de mayo, a causa del comienzo de la desescalada. En la semana del 11 al 17 de mayo, esta cifra se contrajo 37%, y bajó a un 22% del 18 al 24 de mayo. Finalmente, del 25 al 31 de mayo, esta cifra ha disminuido hasta un 14%.

Esta progresiva disminución se debe, principalmente, a la moderación respecto a las restricciones en cada fase de la desescalada, ya que se ha comenzado a permitir salidas sin franjas horarias, ir a restaurantes, realizar compras, etc. Eso sí, siempre siguiendo las normas de seguridad pertinentes para evitar la propagación del virus.

Por lo tanto, las provincias que han seguido cambiando de fase y se encuentran en fases avanzadas respecto a las demás, son aquellas en las que encontramos un crecimiento en las compras con tarjeta de crédito, que además se trata de un método de pago que se está viendo doblemente favorecido por las circunstancias en las que nos encontramos.

El pago con tarjeta más adecuado en circunstancias de pandemia

Es decir, al pagar con nuestro plástico evitamos el contacto físico con la persona que nos atiende y al llegar a casa no tenemos más que desinfectar una tarjeta y no un conjunto de monedas y billetes.

Si nos fijamos en las provincias que pasaron a fase 2, todas se han recuperado en este sentido, exceptuando a Teruel, Baleares y La Rioja. Aquellas fases que todavía se encuentran en fase 1, no han visto un crecimiento en las compras con tarjeta tan evidente como en las demás. Provincias como Navarra, Asturias, Galicia, País Vasco o Cantabria se han situado en números positivos.

Los estudios demuestran, además, que la desescalada favorece las compras presenciales, dejando un poco a un lado el crecimiento de las compras a través de internet que se habían estado dando a lo largo del confinamiento.

En cuanto a los productos que más se han comprado durante la desescalada, encontramos principalmente alimentos, equipamiento del hogar, salud, libros y prensa, entre otros. Los que no parecen recuperarse por el momento, han sido aquellos relacionados con el gasto en ocio y viajes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *