Tarjetas de credito sin cambiar de banco

| 23/05/2016

Muchas veces requerimos financiación adicional y optamos por contratar una tarjeta de crédito extra. Sin embargo, no siempre buscamos una relación estrecha con la entidad emisora, por lo que no queremos abrir una cuenta en esa entidad. Aquí pueden entrar en juego las tarjetas de crédito sin cambiar de banco.

TARJETAS DE CREDITO SIN CAMBIAR DE BANCO

Obtener una Tarjetas de crédito sin cambiar de banco, significa precisamente que no tenemos que abrir una cuenta bancaria en la nueva entidad que nos emite la tarjeta, sino que seguiremos utilizando la misma cuenta que tenemos en nuestro banco habitual.

Ranking de las diez mejores tarjetas de crédito del mundo

Tarjetas de credito sin cambiar de banco

Es frecuente  encontrar ofertas y promociones de tarjetas de crédito distintas a las que ofrece nuestro banco. En la actualidad podemos encontrar una cierta cantidad de tarjetas de crédito que pueden obtenerse sin la necesidad de cambiar de banco, solo basta con solicitarla y domiciliar el pago en nuestra entidad habitual.

En general, las tarjetas sin cambiar de banco son ofrecidas en su mayoría por empresas o marcas, como tarjetas VISA, Tarjetas Mastercard, American Express, como un medio de acceder al crédito para realizar compras o pagar servicios en los establecimientos propios. Pero actualmente existen varias entidades financieras que también brindan la posibilidad de asociar una tarjeta de crédito al banco con el que habitualmente operamos.

Asimismo, también existen tarjetas que ofrecen algunas compañías como el Corté Inglés, Carrefour, PayPal, Cepsa, Repsol que en general se pueden contratar sin necesidad de cambiar de banco, ya que permite domiciliar en pago en cualquier entidad. Se trata de tarjetas que por lo general ofrecen descuentos y promociones si las utiliza en los establecimientos que las emite.

Para solicitar este tipo de tarjetas deberá cumplir casi los mismos requisitos que se necesitan cumplir para contratar la tarjeta de crédito tradicional que ofrecen los bancos y entidades financieras. Es  sencillo, ya que generalmente solo basta con demostrar ingresos regulares.

¿Cuantas tarjetas es recomendable tener? ¿cuántas tienes?

CONTRATAR TARJETAS SIN CAMBIAR DE BANCO

Ventajas de contratar tarjetas de crédito sin cambiar de banco

Cuando la tarjeta de crédito adquiere carácter del producto en sí mismo, es decir, cuando no va ligada a una vinculación determinada, es el momento en el que cobra esa característica de poder ser contratada sin cambiar de entidad financiera.

Obviamente en estos casos debemos tener en cuenta que, no siempre, estas tarjetas para resultar de contratación gratuita, o que sus costes anuales se van a eliminar, sin embargo, por supuesto que existen ventajas interesantes en contratar una tarjeta sin cambiar de banco.

  • La primera ventaja es la no necesidad de vincular la tarjeta a ningún producto y por tanto, de no tener que contratar ningún producto en paralelo, ni siquiera una cuenta bancaria. Esto es interesante tanto desde el punto de vista de los gastos como desde la operativa ya que, la acumulación de productos bancarios nunca es una buena idea si éstos no son estrictamente necesarios.
  • La segunda ventaja es que estas tarjetas, precisamente por su carácter independiente, no tienen nada que ver con el resto de nuestros productos bancarios, es decir, si más adelante decidimos abandonar la entidad financiera por la que trabajamos habitualmente no hay ningún problema ya que podremos volver a vincular la tarjeta a la siguiente entidad bancaria a través de otra cuenta. Esto lógicamente es una gran ventaja respecto a la opción de anular y volver a solicitar nuevas tarjetas.
  • Del mismo modo también es perfectamente factible (y muy sencillo) desvincular la tarjeta a una cuenta y asociarla a otra cuenta bancaria en cualquier momento, esta operativa no tiene coste y nos permite en caso de necesidad cambiar la domiciliación de la tarjeta.

Por último debemos tener en cuenta que muchas de estas tarjetas vienen acompañadas de promociones y bonificaciones en su contratación, aunque, ojo, suelen ser bonificaciones o promociones temporales.

Desventajas de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco

No todo son ventajas en las tarjetas de crédito sin cambiar de banco. Obviamente, se sobreentiende, cuando buscamos una tarjeta de crédito fuera de la oferta de nuestra entidad bancaria habitual, estamos buscando un producto que, o bien nos proporcione un crédito añadido, o bien unas condiciones interesantes. Realmente es más fácil satisfacer la primera que la segunda cuestión ya que, efectivamente va a ser sencillo acceder a una tarjeta de crédito cambiar de banco, pero, las condiciones de gastos y comisiones de estos productos no van a mejorar seguramente las que ya tenemos o, las que podríamos obtener a través de la vinculación.

Salvo casos excepcionales (y los hay) en los que estas tarjetas son verdaderamente un producto incontestable en cuanto a condiciones, realmente lo que buscamos en este tipo de tarjetas es una tarjeta de apoyo y por tanto debemos mirar con lupa las condiciones con las que se nos ofrece su contratación.

Dicho esto las desventajas principales de las tarjetas sin cambiar de banco son las siguientes:

  • En primer lugar que suelen resultar más caras que las tarjetas vinculadas a una batería de productos en una única entidad financiera. Es decir, si tenemos en nuestro banco habitual ya asociados productos como cuentas, productos de ahorro, productos de financiación, etc., es muy probable que los costes de las tarjetas de crédito que se nos ofrezcan sean menores y por tanto estas tarjetas resulten más baratas.
  • Por otro lado este tipo de tarjetas no se vincula de manera automática a cuentas bancarias, es algo que debemos hacer y que requiere un proceso, sencillo, pero procesó fin de cuentas. En el caso de las tarjetas de crédito de nuestra propia entidad estos procesos son automáticos y no requieren absolutamente nada para el usuario.
  • Por último, y aunque pueda parecer menos importante, aumentar nuestro límite de crédito con una tarjeta externa como crédito complementario, es un camino al sobre endeudamiento cuando no se utiliza de manera correcta. Aumentar nuestro límite de crédito puede ser una buena idea sin duda en muchas situaciones, pero, debe ser una decisión meditada y sobre todo debe aplicarse con rigor. El sobre uso de tarjeta de crédito es uno de los pilares del sobre endeudamiento en la economía doméstica, y por tanto, un enemigo a tener en cuenta.

MEJORES TARJETAS DE CREDITO SIN CAMBIAR DE BANCO

Tarjetas emitidas por entidades no bancarias

Dentro de las tarjetas sin cambiar de banco, sin duda, debemos también tener en cuenta a las tarjetas emitidas por entidades no bancarias.

Se trata de tarjetas que en muchos casos, tienen opciones financieras, es decir, posibilidad de financiación, o que incluso pueden utilizarse a modo de tarjeta bancaria tradicional, pero que a su vez se vinculan con una entidad o firma concreta no estrictamente bancaria. Aquí por ejemplo podríamos hacer referencia a la tarjeta Eroski, la tarjeta Carrefour o la gama de tarjetas de Iberia entre otras muchas.

Las características principales de estas tarjetas, son que, por un lado, aún pudiendo mantener puntos en común con las tarjetas de crédito tradicionales, éstas proporcionan bonificaciones y descuentos en ámbitos determinados, incluyendo por supuesto lo que tiene que ver con la entidad emisora, es decir, por ejemplo, descuentos en vuelos en el caso de Iberia, descuentos y facilidades en la compra y pagos en las tarjetas Eroski o Carrefour, etcétera.

Esta gama de tarjetas sin cambiar de banco resulta generalmente muy interesante, sobre todo en el caso de las tarjetas de fidelización e incluso pueden ser una alternativa interesante y valiosa por encima de la acumulación de tarjetas de crédito de diferentes entidades financieras ya que los descuentos y bonificaciones que proponen resultan muy razonables a un coste generalmente asequible, cuando no, tremendamente competitivo.

Dónde encontrar tarjetas sin banco

Realmente hoy en día no es en absoluto complicado encontrar tarjetas sin cambiar de banco. Basta con estar ligeramente atento a la publicidad de las entidades financieras (e incluso a todo tipo de publicidad como ya hemos visto ya que también entidades no financieras emiten estas tarjetas) para poder ver una oferta amplia.

En cualquier caso prácticamente todas las entidades financieras poseen algún modelo de tarjeta contrastable independientemente de no tener más productos vinculados, al margen de esto las emisoras como Visa o MasterCard o American Express, se convierten por supuesto en grandes puntos de referencia a este efecto.

Contratar tarjetas sin cambiar de banco

La contratación de estas tarjetas es simple y realmente no requiere grandes condicionantes que diferencian el modelo de contratación de cualquier otro tipo de tarjeta vinculada.

Es cierto, que como producto financiero independiente de ser contratado siguiendo una serie de pasos que, generalmente, serán los siguientes:

  • Rellenar la documentación de solicitud incluyendo datos como los ingresos además de los personales
  • Solicitar la tarjeta incluyendo la cuenta a la que ha de vincularse en otra entidad
  • Esperar la aprobación y en caso positivo esperar la llegada de la tarjeta, generalmente vía correo

Eso sí, es importante que tengas en cuenta que al tratarse de un producto financiero (y sobre todo en el caso de las tarjetas de crédito) las condiciones de solvencia y ausencia de morosidad son muy vigiladas por las entidades emisoras, con lo cual, si no puedes presentar datos que garanticen tu solvencia o te encuentras incluido dentro de registros de morosidad, es probable que tu solicitud no sea aceptada.

Los procesos de contratación pueden ser presenciales, en las sucursales de los emisores, pero también online, de hecho hoy en día esta opción resulta mucho más sencilla y rápida y prácticamente la vamos a encontrar asociada a casi todas las emisiones de tarjetas que no exijan cambiar de banco.

Tarjetas sin cambiar de Banco más solicitadas

Tarjeta Bankintercard Oro Bankinter
  • Sin coste de alta
  • Sin conste de renovación
Tarjeta de crédito Bancopopular-e Bancopopular-e
  • Sin coste de alta
  • Sin conste de renovación
Tarjeta Universal +7 Ibercaja
  • 18€ de alta
  • 18€ de renovación
Tarjeta MasterCard Oro Santander
  • Sin coste de alta
  • 14€ de renovación
Visa AvantCard AvantCard
  • Sin coste de alta
  • Sin conste de renovación

Tarjetas de fidelización sin cambiar de banco

Visa Repsol Clásica

Gratuita el primer año

Descuentos hasta el 3% por compras realizadas en las estaciones de servicio del grupo Repsol (Campsa, Repsol y Petronor).

Visa Cepsa Tarjeta Gratuita

Devolución de hasta el 6% en Cepsa y 1% en el resto de establecimientos

Pass Carrefour

Tarjeta Gratuita

1% de las compras,1% fuera de los Centros Carrefour,1% en Viajes Carrefour, 8% respostaje Estaciones de Servicio Carrefour, 4% repostajes CEPSA, Hasta un 5% del consumo de luz con EDP, 10% descuento en contrato Carrefour Móvil.

 

Tags: , , ,

Categoría: Guía para uso de tarjetas

Logo FinancialRed