Publicidad

Solicitar tarjeta de crédito

Hoy en día solicitar una tarjeta de crédito es algo bastante sencillo y accesible, solo debemos considerar ciertos requisitos exigidos por las entidades financieras que las ofrecen.

Actualmente casi cualquier persona con ingresos fijos regulares podrá obtener una tarjeta de crédito, y utilizarla como un instrumento de financiación, mediante el cual tendrán la posibilidad de financiar sus gastos de consumo.

Los bancos y cajas, además de hacernos completar un formulario de solicitud de tarjeta de crédito, solicitaran requisitos mínimos, que de no cumplirse no podrán obtener dicha tarjeta. Estos requisitos suelen ser los siguientes:

• Tener mayoría de edad
• Residencia en España
• Tener otra cuenta bancaria con un banco español
• Solvencia económica

En este sentido, podríamos decir que uno de los requisitos mas importantes es la solvencia económica de la persona que solicita una tarjeta, la cual actualmente debería ser como mínimo de 15.000€ anuales.

Para esto la entidad financiera realizara un pedido de un conjunto de antecedentes financieros personales los cuales incluyen nuestro historial de pagos y de deudas impagas.

De esta forma, y si todos los requisitos exigidos son cumplidos, la entidad le otorgara el limite de crédito que tendrá disponible para poder realizar sus gastos.

Este límite de crédito obviamente dependerá de sus ingresos, y se acomodara en lo posible, a las necesidades económicas de cada persona, aunque a pesar de requerir similares exigencias para la obtención de una tarjeta, las entidades bancarias ofrecen una gran diversidad de ellas. Por ejemplo, hoy en día, una persona con ingresos brutos anuales de 10.000 euros podrá acceder a una tarjeta de crédito con un límite de 6.000 euros.

Asimismo, existen entidades que van un poco mas haya de estos requisitos mínimos, y suelen verificar la actividad laboral del cliente, así como los ingresos dinerarios provenientes de la misma. Otros bancos también pueden llegar a pedir una certificación de los bienes que posee el solicitante los cuales pueden incluir su casa y vivienda, así como automóviles y cualquier otro tipo de bien mueble o inmueble.

Un punto muy importe al solicitar una tarjeta de credito, es el uso responsable que debe hacerse de ella, ya que si bien es un producto cómodo que nos permite realizar compras y pagarlo en cuotas mensuales de manera flexible, existe un alto riesgo de endeudamiento debido al elevado interés que cobran las entidades por su uso.

Muchas personas quizás no presten la atención que merece este punto, pero lo cierto es que al momento de contratar una tarjeta de crédito, la entidad financiera debe informarnos sobre todos los gastos, comisiones y tipo de interés que nos cobrara en caso de aplazar las compras.

Tenga en cuenta que en caso de elegir la modalidad de pago aplazado, al momento de firmar el contrato debe estar presente el tipo de interés que la entidad aplicará por la tarjeta de pago aplazado.

Por este motivo, es que el Banco de España advierte que en general las entidades informan en el contrato el tipo de interés que se aplicara de forma mensual, con lo cual deberemos multiplicar ese número por los 12 meses del año. Por ejemplo, si el interés por pago aplazado es del 2%, tendremos que multiplicar este porcentaje por 12 meses, lo que nos da un interés nominal anual del 24%.

En fin, si bien solicitar una tarjeta puede llegar a ser muy sencillo, debemos ser concientes de los gastos que ocasionan, y del uso responsable que debemos hacer de ella para no tener que enfrentarnos a grandes dolores de cabeza.

Aquí le dejamos un post con algunos consejos para obtener una tarjeta de crédito:

Imagen: Google

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *