Publicidad

Qué son y cómo funcionan las tarjetas para criptomonedas

El mercado de las criptomonedas ha llegado para quedarse. Aunque le quede mucho recorrido para superar a la banca convencional, está dando pasos de gigantes en el mercado, y trae consigo un nuevo cambio en las tarjetas

tarjeta de crédito, tarjetas criptomonedas

Las empresas más influyentes del mercado han comenzado a sacar a las criptomonedas fuera de la red, para pasar a usarse incluso de manera cotidiana, como una moneda de cambio más. De esta manera, se han puesto en marcha diferentes tipos de tarjetas que simulan a los plásticos convencionales. En ellas, las criptomonedas se transforman en dinero tradicional, se almacenan tus coins en sus wallets y te dan la opción de pagar de la manera que más te convenga en cada situación.

Tarjetas de criptomonedas y dinero tradicional

Podrás transformar tus criptomonedas en dinero tradicional gracias al sistema de conversión que incorporan, es decir, podrás pasar de criptomonedas a euros, dólares, o cualquier otra moneda tradicional que necesites.

Para poder hacer uso de este tipo de tarjetas, generalmente será necesario hacer uso de una aplicación en nuestro smartphone, que nos permitirá convertir las criptomonedas y controlar nuestro dinero, entre otras funciones. Además de contener toda la información bancaria que le facilitemos, la app dispone de una serie de wallets, en donde podremos almacenar diferentes divisas.

Gracias a esta aplicación, tendremos todos nuestros saldos perfectamente controlados sin necesidad de acudir a otras apps diferentes. Serán tarjetas aceptadas en todos los comercios en los que se disponga de pagos con tarjeta, es decir, serán Visa, Mastercard, etc. Por medio de la aplicación podrás cambiar las criptomonedas por dinero fiduciario o viceversa, y de manera completamente automatizada, el cambio se registrará en tu tarjeta.

Es importante recalcar que tendrás libre elección de elegir el tipo de moneda con la que quieres pagar en cada establecimiento. Podrás realizar todos los cambios oportunos que desees. También tendrás la oportunidad de realizar recargas a la tarjeta de crédito a través de la app.

Para escoger una buena tarjeta con estas características, lo más importante es investigar y asegurarse de que la entidad que las emite es de confiar, ya que hay que tener muy presente en todo momento que van a ser ellos los que dispongan de toda nuestra información personal, y serán los encargados de realizar las conversiones de dinero. El dinero depositado debe estar siempre regulado por alguna directiva del país al que pertenezcas, para que pueda asegurar y supervisar bien tu dinero.

Para poder solicitar una tarjeta como esta, lógicamente será necesario compartir ciertos datos personales con la entidad bancaria a través de la cual la vayamos a conseguir, no obstante, hay que ser conscientes de dónde se encuentran los límites para facilitar nuestra información. Normalmente, basta con facilitar nuestro nombre y dirección de correo electrónico. Si notamos que la compañía o empresa nos pide mucha más información y resulta sospechoso, no realices la operación con ellos e infórmate bien antes de hacer nada que pueda comprometerte con la entidad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *