Publicidad

Qué beneficios se puede obtener de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito pueden aportar más beneficios que su uso como método de pago o financiación. Conozcamos a continuación los principales. 

TARJETAS DE CREDITO GRATUITAS

Seguros

Gran parte de los plásticos disponen de un seguro de compra. Esto significa que aquellos productos que compremos con nuestra tarjeta de crédito, serán asegurados ante un robo o una posible rotura. No obstante, estos seguros cambian en base al tipo de proveedor con quien los contratemos. Hay algunos proveedores que no te aseguran ciertos productos concretos, como las joyas o los vehículos.

Otros se adaptan a las necesidades actuales del consumidor y ofrecen seguros para las compras realizadas en internet. Aunque, en este último caso, hay que saber que si el producto se rompe tras la entrega, el responsable del daño pasará a ser el titular de la tarjeta.

Según la tarjeta de crédito que contratemos, disfrutaremos de diferentes seguros, tales como: seguro de cancelación de viaje, seguro médico en el extranjero, seguro de alquiler de vehículos, etc.

Descuentos

Dependiendo de la tarjeta de crédito de la que dispongamos, también nos será posible ahorrar una determinada cantidad de dinero. Esto se debe a que los proveedores ofrecen descuentos con las tarjetas, haciéndolas más atractivas para los usuarios. Pueden tratarse de descuentos en gasolineras, ciertos supermercados…

Hay ciertas tarjetas que incluso dan la posibilidad al usuario de obtener descuentos en paquetes turísticos específicos, además de aportarles interesantes beneficios de los que no podrían disfrutar si no fueran poseedores del plástico. Por otro lado, aquellas tarjetas que dispongan de un cargo anual pueden ofrecer un interesante descuento, de manera que se reduzcan los pagos a la entidad en cuestión.

Qué uso haces de las tarjetas de crédito

Programas de puntos

Otro de los beneficios que nos suelen ofrecer las tarjetas de crédito, es la posibilidad de participación en ciertos programas de bonos. Es decir, al ser cliente de ciertos proveedores y poseer la tarjeta que ofrecen, ésta puede ser de gran utilidad para conseguir puntos cada vez que se realice una compra en cualquier punto asociado. A través de la obtención de esos puntos, será posible disfrutar de descuentos en viajes o ciertos privilegios especiales para los usuarios que los consigan.

A parte de los puntos que se pueden acumular y las ofertas de las que se puede disfrutar a través de dicha acumulación, hay tarjetas de crédito que también ofrecen ciertos programas de reembolso. Dicho reembolso sólo será posible si el titular del plástico abona la factura de compra a través de él.

Otros beneficios

Todos los beneficios que se han mencionado anteriormente no son los únicos de los que se puede disfrutar teniendo una tarjeta de crédito. Existen otro tipo de servicios adicionales a disposición del usuario, en base al tipo de tarjeta que escoja. Por ejemplo, se puede conseguir una tarjeta de socio gratuita, un servicio de emergencia en el extranjero, así como la posibilidad de retirar dinero en efectivo sin ningún tipo de interés en toda Europa. En el caso de poseer una tarjeta de alto nivel podríamos hablar incluso de beneficios como un servicio de conserjería propio.

A pesar de la amplia gama de servicios y descuentos que se nos ofrecen, hay que tener en cuenta si realmente los necesitamos y no dejarse llevar por el atractivo de las ofertas. Esto puede ocurrir con el seguro de compra, ya que es muy posible que nos lo ofrezcan también en el seguro del hogar que tengamos. Sería completamente inútil disponer del mismo seguro dos veces. Y lo mismo ocurre con el resto de ofertas. Es importante informarse sobre ellas y valorar si realmente son necesarias y no se trata de un simple capricho que, a la larga, se puede convertir en un completo lastre para el usuario.

 También te pueden interesar estos artículos

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *