Publicidad

El dinero que se ahorran los bancos por ignorancia del cliente

La política general de los bancos (al igual que la de cualquier empresa) es la de ganar el máximo beneficio con los mínimos costes. Por esta razón, lo que a los bancos les gustaría sería poder cobrar lo máximo por sus productos pero sin tener ninguna obligación y con los máximos derechos. Vamos, como a cualquiera que no conoce a su cliente…

seguros-tarjeta-creditoImagen: Pando Hall/ Getty

Sin embargo, hay ciertas cosas que por ley los bancos deben ofrecer a sus clientes de manera obligatoria y es el caso de los seguros de las tarjetas de crédito. Aunque la mayoría de la gente ha oído hablar de este producto, rara es la vez que se saca el máximo partido de ellos.

Los seguros de las tarjetas se contratan de manera automática al contratar una tarjeta de crédito (algo que no sucede con las de crédito), no suponen ningún coste extra y dan derecho a muchas cosas. Estos son los seguros más comunes que vienen con las tarjetas de crédito:

  • Seguros de viaje: Este tipo de seguro ofrece el reembolso o pago de ciertos gastos ligados a demoras o cancelaciones de traslados como vuelos o trenes.
  • Seguro de vida o fallecimiento: Este seguro está en la mayoría de las tarjetas de crédito para el titular de la tarjeta y generalmente está destinado a cubrir el saldo de la tarjeta en el momento del fallecimiento, aunque también se otorga como un seguro de protección familiar.
  • Seguro daño o pérdida de equipaje: suele cubrir la perdida total y la perdida parcial del equipaje.
  • Seguro por robo o extravió: cubre cualquier cargo que se realice a nuestra cuenta hasta 72 horas antes de la notificación que deberá realizar al banco. Recuerde avisar en tiempo y forma.
  • Seguro contra fraudes: opera de forma similar al seguro de robo o extravío. Cubre la clonación y las tarjetas no reconocidas por el cliente, aunque muchas veces sólo tiene cobertura en caso de robo o extravío.
  • Seguro por accidentes en viajes: generalmente cubre los accidentes y enfermedades del titular de la tarjeta, cónyuge y sus descencientes. También suelen cubrir gastos de emergencia médica, asistencia de urgencia o traslado anticipado ante determinados problemas en el país de origen.
  • Seguro de protección de compra: cubre frente a eventuales inconvenientes con los productos que compramos con la tarjeta de crédito. Generalmente tienen un plazo establecido y siempre que se pague la totalidad del producto.

seguros-tarjeta

Son muchos los clientes que desconocen la cantidad de derechos que tiene simplemente por el hecho de tener contratada una tarjeta de crédito y que, aún necesitando el dinero o encontrándose en una situación difícil, no recurren a esta posibilidad ya que no son conscientes de que pueden acceder a ella.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *