Cómo ha influido la pandemia en el pago con tarjeta

Con el comienzo de la pandemia, los usuarios dejaron de realizar la mayor parte de sus pagos con dinero en efectivo, sustituyéndolo por las tarjetas, un método de pago mucho más cómodo y que no requiere ningún tipo de contacto entre el cliente y la persona que atiende el establecimiento. 

Mediante un estudio realizado por el Banco Central Europeo, se ha descubierto que más de la mitad de los ciudadanos españoles ha reconocido hacer un menor uso del dinero en efectivo desde que la pandemia llegó al país. Esto es algo que también ha sucedido en muchos otros países pertenecientes a la zona euro, como pueden ser Irlanda o Bélgica.

PAGO CON TARJETA PANDEMIA

Pago con tarjeta versus pago en metálico en la pandemia

Por el contrario, los países en los que se ha hecho un menor uso de las tarjetas desde que llegó el virus, han sido: Letonia, Estonia y Malta, en las cuales menos del 25% de sus ciudadanos aseguraba hacer pagos habituales con sus plásticos.

Del total de personas que fueron encuestadas, cabe destacar que el 38% hizo uso del dinero en efectivo para efectuar sus pagos en supermercados. Después, un 57% de los encuestados realizó sus compras de artículos de uso diario en pequeños comercios, y el 63% realizó transacciones en diversos restaurantes, bares o cafeterías.

De las personas que realizaron sus pagos con dinero en efectivo, se les preguntó si en los comercios en los que compraban se admitían otro tipo de pagos, a lo que más del 80% de los encuestados respondió que sí que se aceptaçban otros métodos, como el pago con tarjeta o incluso desde el propio móvil.

El notable aumento del pago mediante tarjetas, se debe en gran parte a la pandemia, ya que resulta mucho menos peligroso pagar con ellas que tener contacto directo con otra persona por medio del intercambio de monedas y billetes. No obstante, también es importante recalcar que otro estudio realizado por el BCE, afirma que el pago en efectivo continúa siendo el más utilizado para los pequeños pagos del día a día.

De esta manera, el propio organismo resalta que la pandemia de coronavirus ha acelerado el uso de los métodos de pago sin efectivo. Y es que es indudable que los consumidores pertenecientes a la zona euro prefieren cada vez más realizar sus transacciones por medio de las tarjetas, aunque todavía queda camino para que los plásticos puedan llegar a superar el uso del dinero en efectivo.

Con el objetivo de comprender el impacto que la pandemia había generado sobre los diferentes métodos de pago, se tomó la decisión de complementar el estudio realizado el pasado año 2019, mediante una encuesta realizada en el pasado mes de junio de este año.

En ella, 4 de cada 10 encuestados afirma hacer uso del dinero en efectivo con muy poca frecuencia desde el estallido de la pandemia. Lo curioso de la encuesta fue que, la mayoría de los participantes, aseguraba querer retomar el uso del efectivo cuando la pandemia termine.

El método de pago que menos ha evolucionado durante estos meses, ha sido el de pago mediante smartphone o dispositivo inteligente, puesto que más de la mitad de las personas encuestadas negaba disponer de ese tipo de pago.

Publicidad