Seguros vinculados a las tarjetas de credito

| 10/12/2014 | 25 Comentarios

Muchos usuarios de tarjetas de crédito desconocen las ventajas y coberturas que tienen por haber contratado sus tarjetas. De hecho, un informe de la Asociación de Usuarios de Bancos y Seguros (Adicae) indica que el 90% de los consumidores desconocen las pólizas de estos seguros. Incluso, desde esta organización explican que uno de los motivos de este desconocimiento es «la falta de claridad» que ofrecen las entidades financieras, «incumpliendo sistemáticamente» la obligación de informar a los clientes sobre los diferentes tipos de seguros suscritos.

Para tomar noción del negocio de seguros, las familias españolas pagan de media 1.015,34 euros al año por sus pólizas y en un 82% de ellas desconocen el número de seguros que tienen contratados.

Según Adicae, los bancos y cajas incumplen “sistemáticamente” la obligación de informar a los clientes sobre los diferentes tipos de seguros suscritos a la hora de contratar una tarjeta. De ahí que sea necesario informarse previamente sobre las mismas para podernos beneficiar de todas las coberturas inherentes a nuestras tarjetas de crédito.

Por regla general, suelen ser seguros gratuitos  y sin costes que ya están incluidos en el de adquisición de la tarjeta de crédito. Estos costes van incluidos en las  comisiones de la tarjeta que se pagan anualmente.

Coberturas de  los seguros asociados a las tarjetas de crédito

Las contingencias incluidas en el seguro dependerán de cada entidad financiera. Las más frecuentes suelen ser las relativas a accidentes, viajes o robos o extravío.

Entre las coberturas más interesantes a tener en cuenta destacan:

  • Seguros de viaje: bonificaciones y reembolsos por demoras o cancelaciones de vuelos.
  • Seguro de vida o fallecimiento:  este seguro está en la mayoría de las tarjetas de crédito para el titular de la tarjeta y generalmente está destinado a cubrir el saldo de la tarjeta en el momento del fallecimiento, aunque también se otorga como un seguro de protección familiar.
  • Seguro daño o pérdida de equipaje: suele cubrir la perdida total y la perdida parcial del equipaje.
  • Seguro por robo o extravió: cubre cualquier cargo que se realice a nuestra cuenta hasta 72 horas antes de la notificación que deberá realizar al banco. Recuerde avisar en tiempo y forma.
  • Seguro contra fraudes: opera de forma similar al seguro de robo o extravío. Cubre la clonación y las tarjetas no reconocidas por el cliente, aunque muchas veces sólo tiene cobertura en caso de robo o extravío.
  • Seguro por accidentes en viajes: generalmente cubre los accidentes y enfermedades del titular de la tarjeta, cónyuge y sus descencientes. También suelen cubrir gastos de emergencia médica, asistencia de urgencia o traslado anticipado ante determinados problemas en el país de origen.
  • Seguro de protección de compra: cubre frente a eventuales inconvenientes con los productos que compramos con la tarjeta de crédito. Generalmente tienen un plazo establecido y siempre que se pague la totalidad del producto.

Cuidado con la letra pequeña

La adquisición de la tarjeta de crédito siempre conlleva la firma de un contrato entre el titular y la entidad bancaria. Como en todo tipo de producto es necesario leer detenidamente las cláusulas del mismo y prestar atención a la letra pequeña. Si no dispone del contrato podrá solicitar una copia en su entidad bancaria y analizar las cláusulas que en su día firmo.

Desde mejorestarjetasdecredito le recomendamos la lectura relacionada: diferencia entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito

Tags: , , , ,

Categoría: Guía para uso de tarjetas, Seguridad