Publicidad

8 casos tontos de robo de tarjeta de crédito

Cuando alguien nos roba en casa está invadiendo nuestra propiedad y nuestra vida privada, pero cuando alguien roba y utiliza nuestras tarjetas de crédito está realmente usurpando nuestra identidad. Afortunadamente en la mayoría de casos estos robos, si se sigue el curso correcto por parte del afectado, no aportarán grandes responsabilidades sobre lo que pueda ocurrir con las tarjeta, lo cual obviamente es un alivio y, puede permitirnos incluso esbozar una sonrisa ante algunos casos verdaderamente estrafalarios ocurridos durante o tras el robo de tarjetas.

Vamos a echar un vistazo a ocho de estos casos de fraude con tarjetas de credito entre lo increíble y lo estrafalario, si no fuera por el hecho de esconder realmente un delito en origen.

Tarjetas de credito

 

Por una caja de arena

Un reputado especialista en marketing online fue detenido y procesado por el robo de una lista de suscriptores de uno de sus clientes que aprovechó para, de manera fraudulenta, adquirir hasta $4000 en bienes. Lo curioso en este asunto reside precisamente en los bienes adquiridos de esta manera, donde destacaban un kit para la fabricación de cerveza casera y una exquisita caja de arena para las necesidades fisiológicas de los gatos.

 ¿Qué peligros corre tu tarjeta de crédito?

Monedero insolito

En el caso de Ann Hernández, residente en Pompano Beach, Florida, lo verdaderamente insólito no estriba en lo que adquirió con las tarjetas robadas (herramienta eléctrica) si no en donde escondió las tarjetas de crédito cuando se consideraba ya perseguida por la policía. Sin entrar en detalles diremos que para localizarlas como poco la policía hubo de solicitarle que se colocara en posición de cuclillas y tosiera.

tarjetas de crédito

Era yo pero no era yo

Realmente este es un fantástico caso de absurdo. Un estudiante de posgrado que responde al nombre de Li Ming realmente intentó cometer el fraude con tarjetas de crédito haciéndosEl el al un–e pasar por sí mismo…nos explicamos, tras haber cargado  innumerables compras a su tarjeta de crédito Li decidido a no pagar fingió su propia muerte, consiguió un certificado en el que falsificó el obituario y luego trató de usar una copia de su certificado de nacimiento para obtener una nueva licencia de conductor, basándose en que en China los apellidos se colocan en primer lugar y en que el suyo era un apellido muy común… obviamente resultó detenido.

los cuatro fraudes más comunes en las tarjetas de crédito.

Suplantando a Eunice Lees

Nicola Marlton-Thomas, viuda de un héroe de guerra  en el conflicto afgano, recibe en su casa un extracto bancario erróneo dirigido al antiguo propietario. Tras un proceso de investigación concluye que la titular de la cuenta, Eunice Lees, había fallecido dos años antes sin dejar herederos. Nicola Marlton-Thomas  vació las cuentas de la fallecida y utilizó las tarjetas de crédito en su nombre para la compra de suministros de negocios, equipo de camping o ropa antes de la sorpresa por parte de de la entidad financiera sobre las compras poco típicas para una mujer que supuestamente debiera tener 91 años.

 La estafa de $ 9.84

Durante el pasado año en Estados Unidos se ha producido una oleada de una estafa basada en un misterioso cargo que siempre es el mismo, $9.84. Aún en fase de resolución lo único que se sabe realmente es que todas las víctimas poseían un vínculo común, no revisar habitualmente los cargos de su tarjeta como para anotar un cargo al azar de importe bajo como este.

 Estafas tarjetas de creditoDirectamente a la cima

El caso de Abraham Abdallah tiene todos los ingredientes para ser uno de los más extravagantes dentro de los fraudes con tarjeta de crédito. Este ayudante de camarero no apuntaba bajo, tomó directamente la lista de los más ricos y con una combinación de investigación Internet y de ingeniería social se dedicó recopilar números del seguro social, fechas de nacimiento, direcciones e incluso números de tarjetas de crédito. Posteriormente trató utilizar los números de dichas tarjetas con propietarios como Oprah Winfrey, Steven Spielberg, y Warren Buffett… Lo increíble del asunto es que a fecha de hoy aún se desconoce todas las compras y todos los cargos que realmente pudo acabar haciendo, se saben los que no pudo hacer pero se habla incluso de la compra de propiedades con estas suplantaciones de personalidad.

 Spielber parte dos

Abdallah no fue el único artista de la estafa que trató de cazar las cuentas de Steven Spielberg. James Rinaldo Jackson logró aprovechar  la cuenta American Express del director de cine. El delincuente afirmó que simplemente quería curiosear en las compras de alto nivel de su ídolo, pero, esto parece reñido con el robo y uso de otras cuentas de crédito para pagar pizzas, joyas y zapatillas de marca con las que por cierto pagaba a otros presos para obtener protección en la cárcel. Este personaje también es famoso por haber tratado de obtener participación en producciones cinematográficas a partir del chantaje por su posesión de números de tarjetas de crédito, tarjetas que, no cumplido su sueño de ser actor, utilizó robando las identidades de más de 25 directores ejecutivos y adquiriendo todo tipo de artículos de lujo.

Sin gracia alguna

Probablemente sea uno de los casos más repugnantes de robo de identidad masiva en los últimos tiempos. Tiene que ver con las peternencias de las víctimas del accidente del Malaysia Airlines 17 que fueron saqueadas con especial atención a las tarjetas de crédito y documentos de identificación que posiblemente se estén utilizando para robo de identidad, en su momento se comprobaron varios perfiles falsos de facebook abiertos a nombre de las víctimas posteriormente y hay declaraciones de periodistas afirmando que las bolsas de viaje encontradas en el lugar parecían todas abiertas y revueltas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *