Publicidad

Una tarjeta única para Europa

El proyecto que estudia la posibilidad de Europa adopte un esquema de tarjetas propio, alternativo a Visa y MasterCard, ya está en marcha.

El proyecto se denomina Monnet y reúne a una veintena de grupos financieros para atender una vieja demanda de la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE), cumplimentar la aspiración de “una entidad política, una moneda“. En este caso la “moneda”, estará acuñada en plástico, y que acompañe el progreso internacional, donde el efectivo cede terreno permanentemente ante las transacciones electrónicas.

Cada vez más las compras minoristas son pagadas utilizando las tarjetas. En Europa, en el año 2008, cuatro de cada 10 compras se pagaron con dinero de plástico.

La aspiración de este proyecto es que un bloque económico tan grande como Europa, tenga un emblema propio en el sistema de pagos con tarjetas, de forma de identificarse mundialmente.

El grupo de entidades que integran este proyecto se han reunido para analizar la viabilidad económica y fáctica del mismo. Se pretende definir el marketing, características del producto, infraestructura tecnológica y modelo de negocio.

Los resultados se conocerán el próximo enero, y de acuerdo al cronograma tentativo, Monnet podría comenzar a operar en 2012.

En función de los resultados del análisis económico que se lleva adelante, se definirá si sólo se pondrán en el mercado productos de débito, o también se desarrollará tarjetas de pago fin de mes y crédito aplazado.

Veremos… a partir de enero se publicarán los resultados de este estudio, y nos enteraremos si la unificación de las tarjetas se concreta, o continúa formando parte de la lista de aspiraciones europeas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *