¿Qué hacer ante la pérdida o robo de tarjetas de credito?

| 07/10/2015

A pesar de que han disminuido durante los últimos años en más de un 30% los fraudes con tarjetas de crédito siguen siendo un problema muy serio que año tras año afecta a miles de personas.

Además de las medidas de prevención anti fraude más comunes, es cierto que la perdida o el robo de nuestra tarjeta es algo, sobre todo en el segundo caso, contra lo que no podemos ejercer excesivo control, por ello, existen una serie de consejos clave, que repasaremos con el lector tanto cara a la prevención de estos hecho como al modo correcto tras una perdida o robo de nuestras tarjetas.

¿Qué hacer ante la pérdida o robo de tarjetas de credito?

Desde aquí, intentamos explicarles a nuestros lectores algunos pasos fundamentales para evitar este tipo de inconvenientes.

Si realizáramos pagos con tarjeta, debemos tenerlas siempre con nosotros en el mismo lugar de la cartera o billetera, no debemos estar moviéndola de un lugar a otro. Los cambios constantes terminarán por confundirnos si la extraviamos o nos la han robado.

También es fundamental guardar siempre el ticket que nos entrega el comercio por la compra, ya que ante una posible error, tendremos el comprobante de compra, con importe, horario y lugar de transacción.

En el caso de percatarnos del robo o del extravío, debemos inmediatamente anular las tarjetas de crédito lo antes posible para evitar que pudieran hacer un uso fraudulento de las mismas.

tarjetas y fraude

Es posible una economía doméstica sin tarjetas de crédito

Debemos comunicarnos en primera instancia con la compañía emisora. Detrás de nuestras tarjetas suele aparecer el número al que se debe comunicar el robo o extravío de nuestra tarjeta.. Si no lo tenemos podemos buscarlo a través de Internet.

Una vez nos hayamos puesto en contacto con nuestra entidad emisora, pasaremos a anular la tarjeta y solicitar una nueva.  Para ello nos exigiran nuestros datos identificativos.

  • También es una buena operatoria, tomar nota de la persona que nos atiende el día y el horario.

  • Igualmente es bueno dejar por escrito a través de una carta lo ocurrido para dejar constancia en un papel.

  • Todos estos trámites hay que hacerlos en cuanto nos percatemos del robo o el extravío. No hay que dejar pasar ni un minuto.

Aquí le dejamos los telefonós a los que deberá comunicarse para informar sobre la pérdida o robo de su tarjeta de crédito:

4B

  •  91 362 62 00
  • 902 11 44 00

American Express

  •  900 814 500

Mastercard

  • 900-97-1231

Servired

  •  902 19 21 00

Visa

  •  900-99-1124

 Red 6000

BMNBanco MadridLa Caixa/CAN
  • 902423333
La Caixa/Caja Canarias
  • 9022885525
La Caixa/Caja Burgos
  • 901234567
La Caixa/CajaSol
  • 901214848
Caixa Ontinyent
  • 962919191
Caja España/Duero
  • 901373737
Ibercaja
  • 9762901072
Ibercaja/Caja de Badajoz
  • 902206000
Ibercaja/Caja Círculo
  • 947288200
Ibercaja/CAI
  • 902208600
Cecabank
  • 915965335
Celeris
  • 902881306
CofidisColonia Caixa Pollença
  • 902206000
EVO
  • 901911901
BBK
  • 900445566
Abanca
  • 902121314
Unicaja
  • 901246246
CCM
  • 902 115 852

Asimismo, debemos tener presente que actualmente la mayoría de las entidades ofrecen al contratar sus tarjetas de crédito una serie de seguros vinculados a las tarjetas de crédito, que lo cubren ante alguna eventualidad como es el caso de pérdida o robo. El seguro por robo o extravió cubre cualquier cargo que se realice a nuestra cuenta hasta 72 horas antes de la notificación que deberá realizar al banco, pero debe avisar en tiempo y forma sobre esta eventualidad para que el seguro se haga cargo de cualquier tipo de gasto que se haya ocasionado sin su concentimiento.

principales precauciones ante los fraudes con tarjeta de crédito

Precauciones ante el robo de tarjeta

Ante la posibilidad de un robo de tarjeta, en el verano resulta una de las temporadas del año más proclives sin duda. Para ello, hay una serie de medidas que debieras tener claras y ejecutarlas para poder prevenir este problema. Ten en cuenta que en el caso del robo de tarjeta las medidas de prevención son las mismas que ante cualquier robo o atraco, aquí las tarjetas aunque son un buen botín para los cascos sólo son una parte de dicho botín.

Las cuestiones básicas tienen que ver con, por ejemplo, procurar no exponer las tarjetas innecesariamente, es decir cortarlas encima sólo cuando realmente los vamos a utilizar y nunca agrupadas. Si es posible mantener esta falta de agrupamiento de manera constante, es decir nunca llevar todas sus tarjetas juntas en la misma cartera. No perder de vista nunca tus tarjetas, ni siquiera cuando pagas un servicio o compra, es decir, exigir que el paso de la tarjeta por el TPV se realice siempre delante de ti

Es cuestión de sentido común, un mal uso de las tarjetas no sólo se refiere a mal empleo de sus condiciones, en general deberás aplicar al cuidado de estos productos las mismas precauciones que pondrías en práctica si se tratara de dinero en metálico.

Cuáles son los fraudes más habituales con las tarjetas robadas

Existen muchos tipos de fraude que pueden cometerse con una tarjeta de crédito robada. Sin embargo, son cuatro los más habituales y que con mayor frecuencia se repiten. Vamos a repasar estos cuatro fraudes habituales cometidos con tarjetas robadas:

  • Uso fraudulento directo: aunque es el más tosco es una de las acciones fraudulentas con tarjeta más cometidas. Se trata de tratar de realizar operaciones con tarjetas robadas o encontradas. En este caso el delincuente utiliza la tarjeta del usuario para realizar compras, o, si ha obtenido el número identificativo para tratar de extraer dinero en metálico.
  • Falsificación de una tarjeta de crédito: en un cómputo de delitos con tarjetas de hace dos años la falsificación de tarjetas de crédito suponía prácticamente el 65% de dichos delitos. Esto significa que estamos ante el mayor fraude que se realiza con tarjetas. Hay diferentes maneras de realizar estas falsificaciones, la más extendida es la duplicidad de la información de la banda magnética que se puede obtener de diversos modos.
  • El uso de los datos de la tarjeta: esta es otra modalidad tal vez no tan extendida pero cada vez más presente en los delitos con tarjetas de crédito. Se trata de obtener de manera ilegal la información y los datos de una tarjeta y tratar de organizar operaciones fraudulentas con dichos datos. La gran dificultad de localizar este tipo de delitos es que no es necesaria la presencia física de la tarjeta, es decir el usuario puede seguir teniendo su tarjeta pero los delincuentes utilizan sus datos. La captación de estos datos se da por diferentes canales, desde obtener la de manera presencial utilizando incorrectamente la tarjeta, hasta a través de programas informáticos en Internet o sitios de compra fraudulentos destinados a la obtención de datos.
  • La suplantación de titulares: mucho menos común que las anteriores esta acción fraudulenta se basa en el uso indebido de los datos personales de un individuo para obtener productos financieros. Hay otras modalidades pero esta sería la básica. Esto lo que hace es la creación sin conocimiento de la persona de una tarjetas un hombre cuyos gastos y deudas le serán imputados en el tiempo.

También te puede interesar

Es posible una economía doméstica sin tarjetas de crédito en ese artículo lo revisamos, mientras que en este otro te mostramos las principales precauciones ante los fraudes con tarjeta de crédito.

Tags:

Categoría: Guía para uso de tarjetas, Seguridad

Logo FinancialRed