Publicidad

Tarjetas de crédito: ¿Cómo afrontar sus deudas?

Nadie es inmune en un momento determinado a generar una deuda con tarjetas de crédito. Bien sea por un problema serio de liquidez, o simplemente por un descuido, las tarjetas de crédito son el producto que probablemente más rápido genera deudas dentro de los de uso cotidiano.

tarjetas de crédito

Es evidente que hay que afrontar estas deudas, son un problema grave sobre todo cuando comienzan a picar los intereses y los costes añadidos que se duplican, ya que no olvidemos que estas tarjetas repercutirán contra nuestras cuentas con lo cual si nos genera un descubierto los problemas se multiplican, ya que hablar de un descrédito abierto deberemos sumar también la deuda de los números rojos.

Pero vayamos por partes:

Usamos mucho la tarjeta

En el mundo actual, donde el uso de las tarjetas de crédito parece inevitable, las deudas relacionadas a estas son frecuentes. Las deudas en concepto de tarjetas de crédito pueden ser muy exigentes, y dan lugar a una situación muy agobiante. Nadie es inmune a la responsabilidad de estas, ya que incluso los estudiantes pueden experimentar responsabilidad con sus tarjetas de crédito. El endeudamiento por el uso inadecuado de las tarjetas de crédito conduce al empobrecimiento y a la destrucción de su informe de crédito.

A pesar de que muchas personas entran con facilidad al endeudamiento por sus tarjetas de crédito, salir de esta situación es algo que requiere mucho trabajo. Incluso si usted va a una agencia o a una empresa que se especializa en ayudar a las personas que se endeudan por su tarjeta de crédito, la solución no les vendrá de la noche a la mañana. Para salir de la responsabilidad, esto le llevará un poco de tiempo y esfuerzo a medida que la deuda pueda ser controlada y se repare adecuadamente su crédito.

Primeros pasos

Para defenderse ante los profesionales que se encargan de la gestión de las deudas, usted necesitará saber un poco sobre el crédito, la gestión de fondos y las finanzas en general. Normalmente, usted puede mantenerse al margen de las cuotas atrasadas mediante la creación de un presupuesto ideal y mediante el ahorro de todo el capital que pueda. Si nos atenemos a este plan, normalmente no tendrá problemas para mantenerse libre de estas deudas.

Si tiene otras tarjetas de crédito, como las tarjetas de crédito de algunas tiendas y las cuales son conocidas por sus altas tasas de interés, no las use. Si usted tiene un sinnúmero de registros financieros abiertos, debe tomar en cuenta la opción de adquirir una consolidación de deuda, con esta, usted combinará todas sus deudas en un solo pago para que pueda salir de la manera más rápida, es decir, sólo tendrá que pagar una factura.

Cuando reciba la factura de su tarjeta de crédito, usted siempre debe tratar de pagar más que el monto mínimo. Si usted sólo paga la cantidad más pequeña, podría llegar a pagar más en concepto de intereses. Cada mes, usted debe tratar de pagar la cantidad mínima y algo más. No importa la cantidad de deuda que encuentre en sus tarjetas de crédito, siempre puede encontrar empresas que lo asesoren y le ayuden en la gestión de estas deudas. Estas situaciones son muy frecuentes en estos días. Aunque hay maneras de salir de la deuda, la mejor manera es evitarla. Si usted paga sus cuentas a tiempo y no se pierde de un pago, tendrá un estilo de vida responsable.

Tarjetas

¿Dónde están los errores?

Efectivamente tratar de consolidar la deuda e incluso de reunificarla es una opción, sin embargo, no somos muy partidarios de las unificaciones de deuda que, generalmente, vienen a traer consigo un exceso de confianza y unos intereses muy elevados a muy largo plazo, encareciendo incluso más la deuda.

Teniendo en cuenta lo anterior es evidente que la mejor manera de evitar esto es un viento de las deudas generadas por las tarjetas de crédito. Aquí podríamos detenernos en muchos errores habituales, pero realmente existen dos grandes errores que representan a todos los demás:

  • El primero de ellos tiene que ver con el uso indiscriminado de la tarjeta para las retiradas de metálico a crédito. El usuario ve un modelo rápido de financiación a crédito, sin embargo, pocas veces se da cuenta real que ante esta modalidad se enfrenta con uno de los modelos más caros de financiación a crédito. Aquí pocas veces se tiene en cuenta que además de los intereses, existen comisiones por la disposición incluso los propios cajeros de la entidad en la mayoría de casos, y que, por otro lado, tras la reposición del dinero se genera un círculo de financiación a crédito del que, dependiendo los importes no resulta sencillo salir, y si resulta sencillo ampliar y llegar a la deud27a.
  • El segundo de los errores tiene que ver con un mal uso de las compras a crédito. Esto ocurre más frecuentemente de lo que podríamos pensar, el mecanismo para que este error se desencadena es fácil, realizamos una compra determinada con un aplazamiento determinado sin calibrar bien las amortizaciones y como van a venir estas para nuestro bolsillo.

Simplemente huyendo de estos dos grandes errores vamos a poder protegernos mucho más de los posibles endeudamientos sobre tarjetas, un mal muy extendido y muy peligroso para la economía doméstica.

También te puede interesar

Cómo son las mejores tarjetas virtuales

¿Sabes protegerte del robo de datos de tu tarjeta de crédito?

¿Qué son las tarjetas bancarias prepago? ¿Son baratas?

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *