Publicidad

¿Aprovechas bien las posibilidades de tu tarjeta de crédito?

¿Te has preguntado alguna vez si utilizas bien o mal la tarjeta de crédito? La mayoría de la gente no lo hace hasta que llega el primer problema con los pagos y es entonces, cuando le cargan un interés del 12%, cuando empieza a plantearse esta cuestión.

En éste artículo te mostramos el ranking de las tarjetas de crédito gratuitas

No esperes a que llegue ese momento y párate a pensar cómo utilizas la tarjeta de crédito e incluso si tienes demasiadas o directamente si sabes el número de tarjetas activas que están a tu nombre. Una buena forma de hacerlo es a través de herramientas  donde vas a poder ver en un solo pantallazo qué tarjetas tienes y la actividad que tiene cada una, herramientas y aplicaciones cada vez más presentes en el mercado.tarjetasdecreditos

Esta información es la que debe servirte para determinar si estás o no sacando el máximo partido a tu tarjeta o si es ella quien te está exprimiendo. ¿Todavía no lo tienes claro? Pues sigue leyendo y te enseñaremos qué sí y qué no debes comprar y hacer con el dinero de plástico.

Donde mejor vas a aprovechar la tarjeta de crédito es precisamente sobre uno de sus puntos fuertes: el pago aplazado.

Claro que esto no justifica el descontrol sobre el uso del pago aplazado, no te olvides que la mayoría de tarjetas que permiten pagos aplazados sin comisiones o con condiciones bajas acaban cobrando comisiones elevadas si te excedes en los plazos.

Por otro lado debes tener en cuenta siempre el modelo de aplazamiento que has elegido. Hoy en día una gran mayoría de tarjetas de crédito te van a permitir aplazar a un mes con costes bajos o incluso sin costes, sin embargo, esas mismas tarjetas no te van a servir si necesitas más plazo, peor aún, pueden resultar excesivamente caras.

Otra cosa para la que las tarjetas pueden resultar útiles es la de aprovechar sus bonificaciones. Hay un buen número de tarjetas que vienen acompañadas de descuentos que bien utilizados resultan muy interesantes; por ejemplo las tarjetas que acumulan descuentos por repostar combustible.

En este artículo revisamos las mejores tarjetas con descuentos en gasolina.

La peor manera de usar una tarjeta de crédito es la de utilizarla para disponer dinero en metálico a crédito. Tienes que tener en cuenta varias cosas importantes cuando haces estas disposiciones, la primera es que vivimos en uno de los países de Europa con mayores comisiones por disposición en metálico a crédito, la otra es que los costes totales de disponer de metálico de esta manera se convierte en seguramente en una de las financiaciones más caras que existen en el mercado.tarjetadecredito

Pensar que la tarjeta es el equivalente a un crédito permanente para tener metálico extra es una mala idea que a corto plazo no supone un gasto importante, pero, peor aún, a largo plazo nos puede suponer un problema serio cuando nos acostumbramos a vivir a crédito.

Recuerda que bien usada una tarjeta de crédito que puede aportar beneficios pero en caso contrario se puede convertir en el peor enemigo de tu bolsillo.

¿Contratar cualquier tarjeta?

A la hora de contratar una tarjeta de crédito siempre debemos tener en cuenta todo lo que hemos visto en este artículo. Es decir, no debemos dejar que nos seduzcan los cantos de sirena de determinados beneficios puntuales, sino analizar realmente el uso que le vamos a dar al producto, ya que la diferencia entre ofertas puede llegar a ser verdaderamente muy importante.

Dicho de otra manera, si nuestra relación con la tarjeta tiene que ver con las compras, probablemente debamos buscar una buena tarjeta con descuentos, si vamos a realizar muchas disposiciones en metálico, obviamente buscaremos tarjetas que aporten el mínimo de comisiones posible a estas operaciones, O, si lo que buscamos es una tarjeta para mejorar el costo del combustible a través de descuentos, deberemos apostar por tarjetas con descuento de gasolina como ya veíamos anteriormente.

Todo esto nos lleva a que, efectivamente, como indicábamos anteriormente, un buen uso de la tarjeta es aquel que se ajusta realmente a lo que el producto ofrece, y por tanto, probablemente, la mejor manera de manejar nuestra tarjeta sea hacerlo en combinación con otras tarjetas que ofrezcan valores complementarios entre sí. En este sentido es muy importante estar atento a las ofertas que vinculan la contratación de tarjetas a la contratación de otros productos, esto es algo muy habitual, por ejemplo cuando contratamos una cuenta nómina se nos suele ofrecer asociada una tarjeta de débito y el acceso preferente a la tarjeta de crédito, debemos siempre tener en cuenta que tal vez esta opción no acabe siendo necesariamente la mejor como tarjeta principal, y que también, existen un gran número de tarjetas que se pueden contratar de manera individual sin hallarse vinculadas a otros productos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *