Publicidad

¿Merecen la pena los anticipos de nómina de los bancos?

Llegar a fin de mes con equilibrio entre gastos en ingresos se ha convertido para muchas familias españolas en una tarea titánica que, desafortunadamente, acaba en muchos casos en los temidos números rojos.

Ante este problema, teóricamente opciones hay muchas, que van desde el uso de las tarjetas de crédito hasta pequeños préstamos al consumo. Una de estas opciones, que ha tomado mucha fuerza en los últimos tiempos en la de los anticipos nómina.

¿Merecen la pena los anticipos nómina?

Debemos tener claro que, en la profusa oferta de anticipos nómina que podemos encontrar en las entidades financieras, existen muchas diferencias entre productos; partiendo de un mismo concepto, adelantar cantidades sobre las nóminas domiciliadas, los servicios pueden ser muy diferentes.

Tipos de anticipo nómina

Aunque de hecho hay más modelos de oferta, estas serían las tres más abundantes:

  • Anticipo de una cantidad fija o porcentaje de la nómina: se trata de un anticipo que propone poder acceder o bien a un porcentaje de la nómina domiciliada o bien a una cantidad fija. El anticipo suele rondar de media entre los 300€ y 400€ y no viene, habitualmente, a generar gastos, ni comisiones ni intereses. El dinero se repone en el momento del ingreso de la nómina.
  • Anticipo del importe de hasta una nómina: son los más habituales y permiten realizar a cuenta sobre la siguiente nómina domiciliada un anticipo que puede llegar a cubrir el total de dicha nómina. En este caso, habitualmente, tampoco vamos a encontrar aplicación de gastos o intereses y el dinero se repone con el ingreso de la nómina.
  • Anticipo por importe de más de una nómina: en este caso el cliente de la entidad puede llegar a solicitar entre dos o tres veces el importe de su nómina domiciliada. En este modelo, que toma ya un formato de crédito, si entran en juego comisiones y aplicación de intereses aunque, habitualmente suelen ser preferenciales. Los plazos de devolución dependen de la entidad.

Ventajas de los anticipos nómina

La principal ventaja, sobre todo cuando no hay aplicación de gastos o intereses por medio, es evidente; poder acceder a una financiación baja de manera prácticamente inmediata y con posibilidad, una vez repuesto lo dispuesto, de ser vuelta a solicitar.

Se eliminan de este modo trámites de solicitud de créditos o costes de disponibilidad en metálico de las tarjetas de crédito.

Desventajas de los anticipos nómina

La primera de las desventajas tiene que ver con las propias condiciones que suelen acompañar a estos productos. Todos sin excepción, parten de la contratación de cuentas nómina que pueden exigir un nivel de permanencia importante así como altos grados de vinculación con la entidad.

Por otro lado, y a pesar de la posible ausencia de comisiones, la financiación continuada genera un cierto modo de economía a crédito, menos costosa que el uso de tarjetas de crédito, es cierto, pero, poco compatible, por ejemplo, con planteamientos básicos de ahorro.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *