Publicidad

¿Cómo se va a aplicar la comisión por sacar dinero en cajeros a partir de ahora?

Hay que repasar bien las principales claves de esta regulación en la comisión por disposición de efectivo,ya que no solo no se elimina de raíz la posibilidad de acabar pagando más por disponer de efectivo en cajeros ajenos a la emisora de la tarjeta si no, que en muchos casos se reafirma en los escenarios con comisiones más elevadas.

comisiones de tarjetas

Desde que Caixabank abriera la veda con el cobro de dos euros de comisión a los no clientes por retirada de efectivo en los cajeros, se abrió un período de idas y vueltas en comunicaciones por parte de las entidades financieras, generando un amplio abanico entre las que se prestaban a aplicar dicha comisión, las que decidían no aplicarla de ningún modo e incluso, las más perjudicadas, las entidades sin redes de cajeros en las que también existía disparidad de posiciones, aquellas que decidían asumir los costes de la comisión y aquellas que no se pronunciaban.

España: las comisiones por tarjetas más caras de la UE

Todo este movimiento generaba mucha duda en el consumidor, a la par que aparecía la doble comisión, aquella en la que el usuario no sólo pagaba por la retirada de disponible a crédito con las comisiones más o menos habituales de su entidad, sino que también debía hacer frente a una comisión extra por retirada de efectivo en cajeros ajenos.

El decreto ley sobre la comisión por retirada de efectivo

Teóricamente este decreto ley viene a acabar directamente por la doble comisión. A partir de su entrada en vigor, y con un plazo máximo de ajuste hasta el 1 de enero de 2016 ya cumplido, son los bancos dueños de los cajeros los que aplicaran la comisión que consideren a la emisora de la tarjeta. Es decir, ya no será el usuario quien asuma de manera directa esta comisión por disposición en efectivo un cajero ajeno. Dicho esto, queda abierta la puerta a que la entidad emisora repercuta de manera parcial o total la comisión o la asuma no repercutiéndola al usuario.

tarjeta de creditoQueda establecida una diferencia también entre las retiradas de efectivo a crédito y a débito. Esto es importante ya que, en la retirada a débito generalmente la entidad emisora no va a requerir comisión alguna, y sin embargo, esta comisión si se aplicaba en cajeros ajenos que hubieran tomado la decisión independientemente de que la retirada se realizará débito o crédito. En el caso de la retirada a débito, la entidad emisora no va a poder cobrar comisión o gasto adicional alguno al margen de aplicar total o parcialmente, según el criterio que adopte, la comisión que la entidad propietaria del cajero adjudique a la operación. Esto no se aplica en caso la retirada de efectivo a crédito, donde, tradicionalmente ya se venía aplicando comisiones por disposición, y que se podrán seguir aplicando por parte de la entidad emisora.

¿Cómo serán las comisiones?

Las entidades financieras tendrán la posibilidad de pactar las comisiones que el emisor debe abonar a la entidad propietaria del cajero donde se realiza la operación. En todo caso, si no se realizan estos pactos o no existen acuerdos, siempre que se respeten las normas de la competencia será la propietaria del cajero quien estipule la comisión.

Estas comisiones, en cualquier caso, deberán aparecer siempre a título informativo las pantallas de los cajeros, del mismo modo que hasta ahora se venía avisando de las comisiones por disposición de efectivo a crédito por ejemplo, sin embargo, como indicábamos será hasta el próximo mes de enero hasta donde se prolongue el plazo adaptación de los cajeros a esta información.

Sobre el papel esta medida viene a eliminar la doble comisión. Entendida así desde luego es una buena noticia para el usuario de a pie, sin embargo, deja abierta la puerta a la decisión por parte de las propias entidades financieras de asumir o repercutir parcial o totalmente dicha comisión en los usuarios, es decir, realmente sigue dependiendo de la decisión de la entidad (como hasta ahora) y puede redundar en un aumento de las comisiones por operación que además, en este caso, estaría justificado y avalado por este decreto.

¿Cómo queda el panorama de la aplicación de la comisión por retirada de efectivo?

Lo cierto es que no va a existir una gran diferencia respecto a lo que ya suponíamos incluso antes de la aplicación del decreto ley: en definitiva la comisión va a ser aplicada de un modo u otro y la mayoría de casos, como veremos, por encima de la recomendación de que se sitúe en torno a los 0,75 € en el peor de los casos.

Por entidades Bankia aplicará un cargo de 0,98 € por retirada de efectivo de un no cliente en sus cajeros, este cargo se realizará al banco origen. Dependiendo de las entidades este cargo se aplicará directamente al cliente, por ejemplo si dicho cliente es de BBVA. Existen algunos acuerdos que reducen el cargo, por ejemplo el que Bankia posee, banco Sabadell o con la red Euro 6000 donde la aplicación del cargo se reduce hasta 0,65 €.

Santander aplicará un recargo de 1,85 euros, mientras que Caixabank sigue adelante con la mayor aplicación de comisión en este caso, que ascenderá a dos euros, no se va a quedar muy lejos BBVA de esos dos euros. En el caso de retirada de la red de cajeros euro 6000 citada, y salvo los acuerdos ya expresados, las entidades aplican de manera unilateral esta Comisión, esto significa que también aquí vamos a encontrar diferencias,  por ejemplo, Unicaja o aplicarán 1,9 euros, mientras que, Caja Duero también se posiciona con la Comisión más elevada de dos euros.

Banco popular aplicará a las retiradas de efectivo provenientes de entidades con las que no tenga acuerdo 1,5 euros (en este caso la entidad ha asumido una buena cantidad de acuerdos con Deutsche Bank, Laboral Kutxa, Banca Pueyo, Banco Caminos, Bankinter, ING…que permiten la retirada sin recargo a los clientes de estas entidades en los cajeros de la primera)

Banco Sabadell por su parte podrá aplicar comisiones hasta 1,8 € a quienes no se encuentran dentro de esta política de pactos.

Las entidades sin red de cajeros o presencia física son obviamente las que sobre el papel se encuentran más castigadas por esta medida, sin embargo, tanto ING como EVO han aplicado medidas para evitar dicha aplicación, en el caso de esta última entidad asumiendo las comisiones generadas en toda la retirada de efectivo que igualen o superen los 120 €, y en el caso de la primera además del acuerdo citado, Banco Popular, con un acuerdo con Bankia y Bankinter, para la retirada sin cargo a partir de los 90€ en la comunidad de Madrid (200€ fuera de dicha comunidad) Bankinter a su vez ofrecerá las retiradas gratuitas en más de 8000 cajeros a sus clientes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *